6. Baalbek

A unas dos horas de Beirut se encuentra uno de los lugares mas impactantes que he visto en mi vida. Oscar nos acompaña y conduce el auto. Luego de atravesar el Monte Líbano forrado de construcciones, edificios, palacetes y chabolas se llega a un valle muy fértil, que corre de sur a norte, la Bekaa. Es la despensa del Líbano, situada entre los montes Líbano y Anti-Líbano. Del otro lado de este último está Siria.

El valle está lleno de sembrados y ganadería. Como se dijo en el capítulo anterior, y se ve en la foto, no hay cedros.

Pero producen maravillosos quesos.

Nos detenemos para un pequeño tente-en-pie, y degustar los mencionados manjares.

Sabra y Chatila eran dos campos de palestinos que venían refugiados de la Guerra de los 6 días en el 67.

En el año 1982, presuntamente con la ayuda de Israel, que sostiene que se han convertido en campos de entrenamiento de la OLP, los Cristianos Maronitas cometen una horrenda masacre con miles de muertos. Particularmente viejos, mujeres, niños... Hoy en día los sobrevivientes aún no tienen ni ciudadanía, ni permiso para trabajar.

Varias veces le pregunto a Oscar por los campos de refugiados palestinos. Cuando en diciembre del 67 yo fui a Egipto, poco tiempo después de la guerra de los 6 dias, se hablaba de los campos de refugiados en el Líbano.

Ahora quería saber que había pasado después de la masacre del 82, si había sobrevivientes y cómo vivían. Oscar siempre me responde que más adelante, que los veremos a lo largo del camino. Sin embargo, nunca aparecieron...

Al salir al valle vimos Baalbek, recostado contra una montaña que nos separa de Siria, la de la guerra de los noticieros.

La Acrópolis de Baalbek (بعلبك)

1. Propileos, entrada

2. Patio exagonal: posterior capilla de la virgen y

3. Patio central o del altar

4. Basílica de Constantino y Teodosia

5. Gran altar

6. Baños bizantinos

7. Templo de Júpiter - Baal

8. Las 6 columnas que permanecen en pie

9. Trilito

10. Templo de Baco

Se trata de lo que en sus inicios fue un santuario fenicio dedicado al dios Baal.  Baalbek significa “Señor de Bekaa” . Bekaa es el nombre del valle donde se ubica, y la ciudad que lo alberga se llamó Heliópolis desde 198 AC.

La zona de los templos fue edificada entre los siglos I al III, durante la época helenística, en honor de Júpiter, Mercurio y Venus. 

Ingresamos por los Propileos (1)

El Patio central (3) se hace bajo Trajano entre los años 98 y 117

Con la llegada del cristianismo se construye una iglesia en el siglo IV, y a finales del siglo VI Teodosio destruye las estatuas paganas y convierte el templo de Venus en la Basílica que se ve a la derecha.

Vemos Gran altar (5), a la izquierda el Templo de Baco y detrás el Templo de Júpiter (7)

El templo de Júpiter (7) que estaba en restauración cuando hicimos las fotos, data del año 60 DC, durante Nerón. Es el mayor templo conocido en su época. 

 

Conformado por 10 columnas de frente y 19 de lado, quedan en pie 6 columnas de orden colosal, de 2.2 metros de diámetro y 20 metros de alto.

Justiniano en el siglo VI exporta 8 de las columnas para la basílica de Santa Sofía en Constantinopla, que ya veremos en el capítulo correspondiente.

El Templo de Baco (10) se construye entre los años 135 y 161 D.C. Luego lo convierten en Basílica.

Puerta del Templo desde el interior hoy en día.

Puerta del Templo desde el exterior. Grabado publicado en Londres en 1855.

Después de la extenuante jornada es recomendable probar las delicias del Líbano. Se pide por kilos y Oscar pidió 3 kilos y medio de Lahem bil Ajeen, o lo que en Cundinamarca conocemos como "esfiha". No podíamos pararnos.